fbpx

La técnica de Bundle Dyeing, que también se conoce como técnica de teñido por contacto o Eco Print, es para mí una de las más sorprendentes y emocionantes, ya que incluso usando las mismas materias tintóreas (hojas, frutos, semillas, flores… ) los resultados que obtenemos son diferentes. Es muy complicado que nos salgan dos prendas igual y esto es lo que la hace tan interesante.

Procedimiento de la técnica:

Para empezar, se escoge un tejido (premordentado, ya os contaré más sobre los mordientes en otra ocasión), y sobre él se ponen las materias tintóreas. Esta materias pueden ser hojas, plantas, flores, semillas, raíces de alguna planta, o corteza de tronco de algunos árboles, algunos frutos (pueden ser frescos o secos)… Colocándolos de la manera que más nos guste, esto influirá en el resultado. Después enrollamos el tejido y lo atamos bien para que no se salgan las materias tintóreas que hemos puesto. A mí me gusta atarlo con cordón de algodón 100% y así lo reutilizo, o bien con cordón de arpillera biodegradable y también intento reutilizarlo.

Después ponemos los “rollos” o “paquetes” que hemos formado, en vapor, usando una vaporera de cocina (que solo vayamos a usar para teñir). A veces los pongo directamente en agua, para obtener diseños diferentes, más difuminados. Suelo dejarlos unas 2 horas, pero depende de como vaya el proceso, al final es también un poco intuitivo. Después de esto, los dejamos enfriar y podemos desenrollarlos… Mi parte favorita!

Me gusta tanto esta técnica porque todo el proceso, desde la elección del tejido que vamos a usar, los elementos tintóreos, la colocación de ellos sobre el tejido… Se convierte en un proceso muy creativo dónde miles de ideas surgen, imagino el diseño que quedará, la combinación de tonalidades, las formas dibujadas sobre el tejido…

Pero lo mejor, después de la espera, es el momento de desenrollar y ver si la idea que tenía sobre el resultado se cumple o me sorprendo con algo totalmente distinto a lo esperado. Es increíble el grado de imprevisibilidad de este proceso, cómo dentro de lo esperado los resultados varían.

Esto es lo que marca la diferencia en cada producto, les da carácter y exclusividad. Todos tienen un encanto especial y por supuesto, ¡son irrepetibles!.